remedios naturales

Si eres una fiel seguidora de nuestro blog, deberías ser ya una experta en celulitis y tener una “lista de tareas” preparada para conseguir los resultados deseados. Pero siempre que más para aprender y hoy vamos a hablar de una parte muy importante: los remedios naturales caseros.

Son remedios naturales muy sencillos que no te quitarán mucho tiempo y que además son bastante económicos. Los siguientes 3 remedios junto con un cambio de estilo de vida, ejercicio y dieta, te ayudaran a lucir unas piernas más suaves este verano.

Comencemos!

Duchas de contraste

Cuándo:
- Preferiblemente a primera hora de la mañana o
- Inmediatamente después de hacer ejercicio

Material:
- Agua fría y caliente

Beneficios:
- Sentirte con fuerzas para empezar el día
- Ayuda a prevenir el dolor muscular después del ejercicio
- Estimula el flujo de sangre
- Los contrastes de temperatura desintoxican y mejoran el sistema inmunológico; los cambios de temperatura estimulan el cuerpo, generan actividad de la piel y reducen la celulitis.

Cómo:Primero elije, si prefieres comenzar con agua fría o caliente. Si necesitas despertarte rápidamente, el agua fría sin duda hará el efecto deseado. Tienes que estar atenta a las señales de tu cuerpo en cuanto a la temperatura; elije una temperatura que tu cuerpo pueda tolerar. Puedes aplicarte la ducha en todo el cuerpo o solo en la zona de celulitis, lo que te resulte más fácil y agradable.

1) Incluye entre 2 y 5 ciclos de ducha de 1 a 3 min con agua fría / caliente
2) Sigue con 2 ciclos de agua fría / agua tibia de 1 a 3 min
3) Para finalizar la rutina, cambia la temperatura del agua a la de tu temperatura corporal durante 2 minutos.

IMPORTANTE: No te des duchas de contraste si te desmayas fácilmente o si sufres una enfermedad cardíaca o circulatoria, diabetes o asma.

Inmediatamente después de la ducha de contraste deberás pasar a la siguiente etapa: el cepillado de la piel.

Cepillado de la piel

Cuándo:
- Preferiblemente por la mañana después de las duchas de contraste.


Material:
- Un cepillo o guante de cerdas naturales o una loofa natural, por lo general disponibles en cualquier farmacia o tienda de cosméticos.

Beneficios:
- Estimulación del flujo de sangre
- Piel más suave
- Eliminación de la piel muerta
- Aumento del crecimiento de células nuevas
- Estimulación del flujo linfático
- Fortalecimiento del cuerpo

Cómo:
El movimiento tiene que ser siempre lento, suave y en círculos. Comienza a cepillar de abajo hasta arriba empezando por los pies, los tobillos, subiendo hacia arriba por las piernas, los muslos, las nalgas y los glúteos. Para no irritar la piel, cepilla la cada pierna durante unos 2 minutos y asegúrate de que no estás haciendo demasiada fuerza y no te excedas del tiempo aconsejado.

IMPORTANTE, recomendamos no cepillar el cuerpo poco después de tomar el sol o justo después de la depilación. Evita también la exfoliación justo después de cepillártela, ya que puede irritar la piel.

Inmediatamente después del cepillado de la piel, recomendamos un masaje anticelulítico aplicando una crema anti-celulitis como MADFORM Mediterraneum.

Masaje Anti Celulitis

Cuándo:
- Preferiblemente después de la ducha

Material:
Material opcional: Una crema anticelulítico como MADFORM Mediterranium. Esta crema producida por MADFORM, la marca famosa de productos para deportistas profesionales, es un anticelulítico y adelgazante local, preparado para tratar de forma intensiva y eficaz la retención de líquidos en el tejido conjuntivo (anticelulítico) y la acumulación localizada de grasas (adelgazante local).

Beneficios:
- Aumento de la circulación de la sangre
- Nutrición esencial de los tejidos de la piel
- Minimiza la apariencia grumosa de la piel
- Evita la propagación de la celulitis

Cómo: Aplicar la crema contra la celulitis MADFORM con una presión moderada y con movimientos de masaje en el área afectada por la celulitis.

1) Para empezar, dedica alrededor de 1 min por pierna, aplicando movimientos largos y extensos con los nudillos, los dedos o las palmas de sus manos.
2) El movimiento circular es muy importante en el masaje anti celulítico y siempre deben ser ejercitados en la dirección de tu corazón. Dedica 2 minutos por pierna.
3) “El movimiento de amasar” se debe aplicar sujetando la piel con el pulgar y los dedos, masajeando con movimientos circulares, como si tuvieras una masa entre tus manos. Aplica 2 minutos por pierna.

IMPORTANTE: Nunca hagas demasiada fuerza, ya que puedes dañar el tejido o romper los capilares.


Si eres un seguidor habitual de nuestro blog te habrás visto varias entradas sobre la celulitis. Hemos hablado sobre la celulitis en general, hemos destacado los beneficios que las frutas y verduras ofrecen en la lucha contra la celulitis y además hemos publicado una lista de algunos alimentos que deberíamos evitar.

En esta entrada vamos a centrarnos en los ejercicios que, combinados con las sugerencias de nuestra dieta, te ayudaran a eliminar y suavizar la apariencia de la celulitis en los muslos y la zona de los glúteos.

De todas las técnicas “no quirúrgicas” para reducir la celulitis, los médicos coinciden que el ejercicio es un de las tácticas más eficaces contra su desarrollo. ¿Por qué?, pues porque la celulitis es un tejido de grasa acumulada, mezclada con los líquidos y toxinas atrapadas en nuestro cuerpo.

Por eso, el plan perfecto de ejercicio anti celulitis debe incluir;
Entrenamiento cardiovascular: te ayudara bajar de peso y además el sudor eliminará las toxinas de tu cuerpo.
Entrenamiento muscular: tonifica el cuerpo y ayuda a eliminar celulitis. Tonificando el cuerpo quemamos grasas y hacemos músculo que ocupa el espacio donde normalmente la celulitis se acumula.

La mayoría de la celulitis del cuerpo de las mujeres se encuentra en la zona inferior del cuerpo como las piernas, los muslos y los glúteo, por eso los siguientes ejercicios se concentran específicamente en estas áreas problemáticas.

Entrenamiento cardiovascular:
Para notar una diferencia en nuestro peso y lucir una piel más suave hay que dedicar al mínimo dos veces por semana al entrenamiento cardiovascular durante 45 minutos o más. Hay muchas maneras efectivas para ejercer la resistencia cardiovascular. Desde caminar, hacer footing o jogging, hasta montar en bicicleta o practicar spinning. Estos ejercicios podemos hacerlos en el gimnasio haciendo, por ejemplo, clases de Spinning o Step Aeróbico o simplemente corriendo en la cinta andadora. Obviamente si te gusta practicar deporte al aire libre, espabílate y corre al parque más cercano a los ríos o playas, etc. más cercanos a tu casa.

Entrenamiento muscular:
Un entrenamiento muscular debería formar parte de tu rutina hasta 3 veces por semana y siempre mejor después de una sesión cardiovascular.  Una sesión de ejercicios de tonificación muscular debería durar aproximadamente una hora, incluyendo ejercicios de calentamiento, el  entrenamiento muscular y el enfriamiento.

Estos son algunos de nuestros ejercicios favoritos:

1: Patada abductores
Acuéstate en el suelo sobre el lado derecho, con las piernas estiradas una encima de la otra. Apoya el cuello con la mano derecha y coloca la mano izquierda delante sobre el suelo. Mantén las piernas estiradas y levanta la pierna izquierda lo más arriba que puedas y bájala poco a poco sin tocar la otra pierna. Repite este ejercicio 15 veces.

Coloca unas pesas en la parte superior de la pierna que está haciendo el ejercicio para incrementar la dificultad y así hacer más fuerza. Después de 15 repeticiones, repite otras 10 veces más, pero sube la pierna hasta la mitad, rebotando en el mismo sitio.

Repite el mismo ejercicio también en el lado contrario con la pierna derecha.

2: Zancada/ El Lunge
Colócate de pie, con las piernas ligeramente separadas a la altura del ancho de la cadera. Da un paso hacia delante con la pierna derecha manteniendo el torso lo más recto posible. La pierna derecha (desplazada hacia adelante) debe flexionarse hasta que el muslo quede paralelo al suelo y la rodilla flexionada forme con la pierna un ángulo de 90 grados. La pierna que no se desplaza ( la izquierda) debe estar anclada con el pie y doblarse hacia el suelo.

Baja lentamente la pierna izquierda, hasta que la rodilla esté a punto de tocar el suelo. Mantén la posición durante unos segundos y vuelve a subir. Repita este ejercicio 15 veces con ambas piernas.
¿Quieres hacerlo un poco más difícil, pues muévete!  Coge unas mancuernas con la mano y coloca la pierna derecha delante para empezar. Intercambiando zancadas con la pierna derecha e izquierda deberías moverte hacia delante y sentir un mayor esfuerzo debido al movimiento y las mancuernas.

3: Sentadillas
Coloca los pies a la altura de los hombros. Mantenlos firmes en el suelo y dobla lentamente las rodillas, hasta que tus muslos estén paralelos con el suelo. IMPORTANTE: las rodillas no deben salir más que los dedos de los pies y el abdomen debe estar firme en todo momento para proteger la zona lumbar.
Mantén la posición durante unos segundos. Repita este ejercicio 20 veces y recuerda que durante el ejercicio las rodillas tienen que estar un poco dobladas (nunca rectas) cuando llegas a la posición inicial.

Para tener que hacer más fuerza, coloca mancuernas en los hombros y después de 15 repeticiones de bajada y subida intenta de mantenerte abajo y rebota unas 10 veces.

4: Patada arriba
Colócate a cuatro patas con la cabeza apoyada en los antebrazos. Levanta la pierna derecha del suelo, dobla la rodilla y patea hacia arriba como si quisieras tocar el techo. Lentamente lleva la pierna hacia abajo y repite los ejercicios 15 veces y haz el ejercicio con la otra pierna.

La opción más difícil. Coloca unos pesos en tu pie o la mancuerna justo donde se dobla la rodilla, sube el pie hasta la mitad y repite 15 veces con pequeños rebotes arriba.

5: La Silla
Colócate con la espalda contra la pared y da un paso adelante con las dos piernas, poco a poco desliza tu espalda por la pared hasta que tus piernas están dobladas a 90 grados. Básicamente tu cuerpo debería estar posicionado como si estuvieras sentado en una silla invisible. Mantén esta posición entre 30 segundos y dos minutos.

Si quieres ir más allá, levanta el talón derecho, de tal forma que solo los dedos del pie estén tocando el suelo y después cambia al otro pie. Importante, las manos no tienen que agarrarse a la pared, solo apoyarse!


Beneficios de las frutas y verduras contra el celulitis

Las dos mayores preocupaciones de las mujeres sobre la celulitis son: cómo prevenir su desarrollo y, por supuesto, cómo eliminarla. La cruda realidad es que una vez que haya aparecido la celulitis en el cuerpo, es muy difícil de eliminarla.

No existe una cura milagrosa para acabar con la celulitis, pero la actividad física, una dieta saludable y la aplicación regular de cremas de anti celulitis como MadForm Mediterranium ayudan a prevenir y a reducir la velocidad de su desarrollo y hacerla menos visible.

Vamos a empezar con dos consejos importantes que deberías integrar en tu vida diaria:

1) Antes de desayunar, lo primero que deberías hacer es tomar un vaso de agua caliente con limón. El agua caliente y el limón ayudaran  a desintoxicar el cuerpo y prepararlo para el estrés del día.

2) Durante el día, deberías obligarte a beber al menos 2 litros de agua para eliminar las toxinas almacenadas en los tejidos grasos del cuerpo.

Incluye frutas y verduras en tu rutina diaria, ya que estimulan la circulación sanguínea y la salud nutricional y no sólo te sentirás mejor, sino que también evitarás la propagación de la celulitis de manera más agresiva. A continuación, encontrarás una lista de frutas y verduras que ayudarán a combatir la expansión de la celulitis y a mantenerte saludable.

Frutas y verduras ricas en antioxidantes:
Las toxinas que suelen acumularse en la piel reducen la elasticidad de la piel y la restricción de la circulación de sangre en los capilares. Según muchos estudios, las bayas como los arándanos, grosellas negras, frambuesas, y fresas son ricas en antioxidantes por lo que son importantes en la lucha contra los compuestos de las toxinas.

Las manzanas, las uvas rojas y las cerezas, son también una buena alternativa en caso de que seas alérgico a las bayas.

Verduras como la col rizada, espinacas, brócoli, remolacha, pimientos rojos, cebolla, maíz, berenjena y zanahoria también son ricas en antioxidantes.

Frutas y verduras que estimulan la presión sanguínea:
Un flujo sanguíneo saludable hacia los vasos sanguíneos más pequeños alimenta las células de la piel con nutrientes y elimina las toxinas que son responsables de la acumulación de la celulitis.

En general los cítricos y también el plátano y el mango tienen un alto nivel en vitamina C. Los bioflavonoides de las naranjas ayudan al flujo de la sangre y fortalecen las paredes capilares. Las sandías son ricas en licopeno, que ayuda a prevenir la acumulación de placa, una sustancia que puede dificultar el flujo sanguíneo en las arterias.

Las semillas de calabaza, son una gran fuente de vitamina E, que ayuda a reducir la viscosidad de la sangre. Las nueces contienen niacina, que principalmente da impulso a la sangre y evita problemas de circulación. Por último, una buena dosis de ajo puede ayudar a prevenir la acumulación de placa en el torrente sanguíneo y en algunos casos reducirlo activamente.

Eliminar la retención de líquidos:
Las frutas y verduras son esenciales para solucionar los problemas de retención de agua, ya que su composición especial ayuda a filtrar los líquidos a través de los tejidos del cuerpo. Una acumulación excesiva de líquido dentro de las capas de grasa ofrece una condición ideal para el rápido crecimiento de la celulitis.

Incluye frutas como mango, melones, fresas, manzanas y plátanos en tus hábitos a la hora de la merienda de cada día y mezcla apio, pepino, calabaza y espárragos a tus sabrosas ensaladas.

Frutas y verduras ricas en lecitina:
La lecitina reduce nuestro colesterol malo y los triglicéridos y favorece la circulación sanguínea y hacia la piel. En general es un aliado perfecto contra la celulitis.

Comer muchas naranjas, pomelos y manzanas te ayudaran a mejorar el aspecto de tu piel. La próxima vez que estás viendo una película en casa, sustituye las palomitas por un plato vegetal de espinacas, coliflor, zanahoria, tomate y pimiento rojo.El guacamole hecho de aguacates es un acompañamiento muy sano y rico en lecitina.

Consigue un colágeno natural y saludable:
La piña y la papaya han demostrado ser más efectivas para la elasticidad de la piel. Incluír piña en tu desayuno cada mañana significa una dosis de colágeno de la forma más natural.

La papaína es una sustancia presente en la papaya que repara los tejidos de la piel, una buena dosis de papaya en tu dieta te ayudará a mantener la elasticidad de la piel.

Las zanahorias no sólo reparan el tejido dañado de tu piel sino que también mejoran el tono de piel.

¡Con estas frutas y  verduras sanas en tu dieta diaria te beneficiarás de un impulso natural que no solo mantendrá tu cuerpo sano sino que también eliminará la rápida propagación de la celulitis!